Nuevas tendencias: los SIG en la nube

Hoy se dispone de un abanico amplio de opciones para publicar información geográfica en Internet. Generalmente cuando un profesional se plantea esta tarea suele considerar alguna de estas vías

  • Preparar un servidor propio con software privativo, como el de la empresa ESRI (ArcGIS Server), de calidad alta pero modelos de licencia accesibles para pocos.
  • Montarlo con software libre, que ha ganado mucho en madurez y cuyo uso sigue extendiéndose, con productos como Geoserver y OpenLayers.
  • No utilizar software SIG y delegar en servicios web de mapas externos y sus APIs para programadores (como el archiconocido GoogleMaps).
  • Configurar un entorno híbrido, con elementos combinados de las opciones previas.

En general, las dos primeras opciones funcionan bien en organizaciones con personal cualificado, capaz de crear y mantener entornos tecnológicos complejos y siempre que se haga una inversión decidida de recursos, lo cual no siempre es fácil (grandes empresas, administraciones… los clientes SIG tradicionales, vaya). La tercera vía es mucho más ágil y con menos barreras de entrada para pequeñas empresas, asociaciones, particulares… que cada vez lo usan más y para usos más variados (es lo que algunos llaman “neogeografía”).

Sin embargo, hay más opciones a considerar… y es que en los últimos tiempos está emergiendo una tendencia denominada computación en la nube. Ésta implica la aparición de hardware, plataformas y servicios web mediante los que se externaliza a empresas especializadas parte de las labores informáticas de organizaciones e individuos. Y dentro de estas plataformas existen ya varias que permiten el almacenamiento y publicación de información geográfica.

Algunas de estas interesantes plataformas son: IkiMap, GeoCommons (recientemente adquirida por Esri), Google Fusion Tables o CartoDB. Se trata de espacios en la nube donde almacenar y publicar datos geográficos en forma de mapas, que además prestan especial atención a la facilidad de uso para el usuario, las redes sociales y el buen diseño. Además, son plataformas que generalmente incluyen un API para programadores, con lo que sus posibilidades de uso e integración con otras herramientas se amplían notablemente.

Sin duda se trata de plataformas potencialmente utilizables por un número muy alto y variado de individuos y organizaciones, especialmente en los casos en los que las “vías tradicionales” no sean aplicables. Por ejemplo, un medio de información local podría fácilmente ubicar en un mapa las noticias que suceden en su municipio (p.ej. obras en marcha o planificadas, actos culturales, animales perdidos…), incrustar ese mapa en su blog y permitir la participación de los ciudadanos y la difusión de sus mapas en redes sociales.

Por ejemplo, el siguiente mapa ha sido creado en la plataforma Ikimap, autodenominada la “red social de los mapas”. Crear un mapa como este es una labor rápida y sencilla. En páginas webs y blogs que lo admitan, también se puede embeber un mapa interactivo, a partir del código para crear un iframe que proporciona la plataforma (los iframe no son permitidos en la plataforma wordpress.com).

Sin ninguna duda, en los proyectos de publicación de información geográfica, las plataformas SIG en la nube son una opción muy a tener en cuenta …

Anuncios

Un comentario en “Nuevas tendencias: los SIG en la nube

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s